menstruación un reto mensual para cualquier mujer

Calzones menstruales: Un artículo necesario para tu día a día

Calzones menstruales: Un artículo necesario para tu día a día

Sabemos que la menstruación es un reto mensual para cualquier mujer. Es especialmente difícil cuando estás en la colegio o en la universidad, o en cualquier otra situación profesional en la que no puedes tomarte un tiempo libre debido a tu período. Los calambres menstruales, las náuseas y la fatiga pueden alterar nuestra vida cotidiana y hacernos sentir incómodas. Sin embargo, ¡no tiene por qué ser así! En lugar de dejar que tu período te controle, ¿por qué no tomas el control de tu período? Así es: hay varias cosas que puedes hacer para que tu periódo sea menos una carga y más una oportunidad.

Aquí tienes algunos consejos sobre cómo afrontar la menstruación para que no te impida llevar una vida feliz y productiva.

Planifica tu día antes de que empiece la menstruación

Antes de que empiece la menstruación, haz una lista de las tareas que debes realizar durante el tiempo en que tendrás un flujo abundante. Organízate al máximo y programa tus tareas más importantes para cuando estés en tu mejor momento. Si tomas medicamentos para los dolores menstruales, asegúrate de llevarlos siempre contigo y de tomarlos según las indicaciones.

Si vives con compañeros de casa o miembros de la familia, aclara las cosas antes de que empiece el período. Informa a los que te rodean de lo que puedes esperar durante tu ciclo y de que necesitarás ayuda y comprensión adicionales. Puede ser tan sencillo como hacerles saber que llevarás compresas menstruales y que agradecerás su discreción.

Desahógate para que tu período no te ponga más de mal humor de lo normal. Todas sabemos que esos días son complejos. Sal con tus amigas, ve al gimnasio o practica algún deporte: cualquier cosa que te haga olvidar los dolores menstruales y te ayude a sentirte mejor. Si tienes una afición creativa, dedícate a ella para reducir tus niveles de estrés. Puedes intentar pintar, escribir, tocar música o cualquier otra actividad creativa que te ayude a relajarte. Si estás en el colegio o en el trabajo, respira profundamente, cierra los ojos y visualízate relajándote en una playa o en un bosque.

Usar calzones menstruales

Llevar solo las toallas menstruales puede hacer que te sientas menos segura. Por suerte, hay ropa interior menstrual que puede ayudarte a que tu periodo sea menos molesto. Los calzones menstruales están diseñados para absorber el flujo menstrual de la vagina y mantenerte limpia, seca y cómoda. Además, son reutilizables, por lo que puedes ahorrar dinero. Los calzones menstruales están disponibles en una gran variedad de estilos, para que puedas encontrar las que mejor se adapten a tu estilo de vida. Son ideales para ir al trabajo e incluso hacer ejercicio mientras tienes la regla. Los calzones menstruales son fáciles de limpiar y pueden lavarse con la ropa diaria. Puedes encontrar el modelo que más te gusta aquí

Comer Sano

No dejes que tu dieta se resienta sólo porque estés con la regla. En lugar de ello, haz un esfuerzo por incluir alimentos que te ayuden a sentirte mejor y evita aquellos que empeoren tus síntomas. Los alimentos grasos y azucarados pueden provocar cólicos menstruales, náuseas e irritabilidad. En su lugar, opta por alimentos ricos en fibra y proteínas para sentirte saciada durante más tiempo y evitar esos terribles antojos. Por ejemplo, puedes probar a comer un buen tazón de avena con una porción de fruta, un batido lleno de proteínas, una hamburguesa vegetal con una porción de lentejas o un yogur con granola.

Pon música sin anuncios y practica tu rutina de ejercicios favorita.

Escuchar música mientras te ejercitas puede mejorar tu estado de ánimo y ayudarte a combatir los dolores menstruales. Si estás en el colegio, también puedes utilizar la música para ahogar el ruido de tus compañeros y reducir tu estrés. Si estás en el trabajo, puedes utilizar la música para bloquear los sonidos que te distraen y reducir tus niveles de estrés. Si tienes la regla, intenta utilizar la música para distraerte del dolor. Los estudios demuestran que escuchar música mientras se hace ejercicio puede ayudar a reducir los síntomas de los dolores menstruales. Si quieres probarlo pero no estás segura de qué música poner, prueba a poner música no comercial: te ayudará a concentrarte sin que te vengan recuerdos y emociones de los anuncios.

No te saltes los entrenamientos sólo porque estés con la regla.

El periodo menstrual suele conllevar menos energía y, por tanto, menos motivación para hacer ejercicio. Sin embargo, ¡eso no significa que debas saltarte los entrenamientos! Hacer ejercicio durante el período no sólo te ayuda a controlar los calambres, sino que también quema calorías y libera endorfinas que pueden ayudarte a sentirte mejor. Si te preocupa tu período mientras haces ejercicio, puedes usar una doble proteccion combinando tamón o copa menstrual, y calzones menstraules para que no se filtren y no tengas que preocuparte de limpiar el desorden durante tu entrenamiento.

Conclusión

No dejes que tu período te impida llevar una vida feliz y productiva. En su lugar, utiliza estos consejos para ayudarte a gestionar tus ciclos menstruales. Asegúrate de planificar tu día antes de que empiece el período, usa calzones menstruales, come de forma saludable y pon música sin anuncios durante tus entrenamientos. Si sigues estos consejos, estarás menos estresada y serás más productiva, además de sentirte menos acomplejada por tu ciclo menstrual.

Abrir Chat
1
Rev Underwear - Calzones Menstruales
Hola!
¿Cómo te ayudamos?